La sed de los drenajes borbota,

hierve hacia abajo como algunos pulmones,

y del miedo no se mueve ni una hoja.

J. Sabines

Anuncios