Los cumpleaños, además de ser un buen pretexto para la pachanga y para reunirte con las personas que más quieres, sirven para una cosa en especial: los recuentos, son un excelente momento para hacer corte de caja, revisar nuestros avances, aprendizajes y tesoros. Para mí se ha vuelto tradición convertir esa revisión anual en listas que corresponden a la cantidad de primaveras que cumplo, este año 31 ha sido particularmente intenso y duro a nivel profesional, así que decidí dedicar esta entrada a recabar los aprendizajes que he acumulado en ese sentido. Empezó siendo un mero registro y conforme avanzó, terminó siendo más una lista de consejos que podría darles a mis alumnos de diseño, así que la dedicatoria especial es para ellas y ellos que siempre están ansiosos por entender un poco más el mundo laboral al que habrán de enfrentarse, espero que les sirva para no cometer los mismos errores que yo. Ahí va:

1. Si te esfuerzas todos los días por aprender de tus errores y hacer el mejor trabajo del que eres capaz siempre tendrás chamba.

2. La idea de que morirás de hambre porque eres diseñador es completamente falsa, somos creativos y siempre encontraremos una manera de salir adelante… si trabajas duro y te mueves.

3. El diseño se aprende diseñando… cada día, sin pausa.

4. Estar dispuesta a hacer equipo es vital.

5. Encontrar/formar un buen equipo es un regalo enorme que hay que aprender a valorar, cuidar y agradecer.

6. Asociarte con una persona que sepa y entienda de números y finanzas te saca de muchos apuros y te da fortaleza y rumbo.

7. Nadie nace sabiendo, se aprende preguntando, probando, experimentando, investigando y arriesgando.

8. Cuando cometes un error la salida mas sabia es ver a los ojos a tu cliente y decir: sí, me equivoqué, ya tengo una solución y resolverlo.

9. Las fallas de comunicación con un cliente o proveedor pueden salir muy caras, por eso: pregunta hasta el más mínimo detalle, especifica lo más que puedas, pide a tu cliente/proveedor que firme las pruebas/bocetos, asegúrate que están pensando lo mismo y lleva registro ordenado de todo.

10. SIEMPRE pide anticipo y no muevas un dedo antes de tenerlo.

11. Aprende lo mas rápido que puedas, mantente actualizado, fresco y en el presente.

12. Desapégate de tus creaciones, si las critican toma nota y mejóralas.

13. La puntualidad y la formalidad son tu mejor carta de presentación, suele ser un argumento fuerte por el cual los clientes van a elegirte a ti en lugar de a otros.

14. La ortografía sí importa, MUCHO.

15. El cliente no siempre tiene la razón, pero tienes que tener amables y sólidos argumentos que sostengan tu postura. Dile que no, pero sonriendo.

16. El que se enoja pierde, no te salgas nunca de tu centro, el lugar para mentar madres no es frente a tu cliente o proveedor.

17.  No te sientas superhéroe porque duermes poco, trabajas mucho, comes mal y tu cuerpo “aguanta”, la factura sale cara y no vale la pena pagarla.

18. A veces es mejor dejar ir a un cliente que no estaba dispuesto a pagar el precio de tu trabajo o que ponía en riesgo la calidad de lo que haces por sus tiempos o presupuestos.

19. No te quedes con la primera idea que te venga a la cabeza, boceta, boceta, boceta y vuelve a bocetar, investiga en diferentes fuentes y pide opinión (la de tu público objetivo es la más importante).

20. Cuando estoy estancada en una idea y el proceso creativo no fluye me ayudan dos cosas: dejarlo descansar  y/o intentar una solución radicalmente distinta a lo que estaba haciendo.

21. El amor al arte suele ser un argumento que usan algunos pésimos clientes para hacerte cobrar poco por un trabajo que te gusta, no caigas en su trampa. Ama tu trabajo, cobra lo justo.

22. Enfócate, dividir esfuerzos entre 480 mil proyectos que “te gustan” hará que ninguno crezca de verdad, apuesta por el más importante y no te distraigas (eso tengo que repetírmelo seguido a mi misma).

23. Si quieres iniciar un negocio propio o vivir freelance necesitas tres cosas básicas: paciencia, buena administración y trabajo duro.

24. Todas las ideas pueden ser útiles en algún momento, no borres ni tires tus bocetos por más espantosos que te parezcan, son un buen registro de tu aprendizaje y puede ser que, más adelante, alguno de esos garabatos con un poco de trabajo se convierta en LA IDEA.

25. Acércate al mundo de los números sin miedo y con interés: los costos, los precios, los impuestos, las cotizaciones son vitales para que el trabajo de cualquier diseñador funcione como debe, si no tienes idea, asesórate con un experto.

26. Siempre he creído que si eliges como profesión aquello que realmente te apasiona acabarás por ser el mejor en lo que haces y por lo tanto la chamba llegará sola, vale la pena ser fiel a uno mismo/a.

27. Compartir, no competir; colaborar, no creerte el dueño de la verdad; hacer redes, no creer que puedes solo con todo, a mi me funciona en la vida y en la chamba, hace mi camino más sencillo y más feliz.

28. En este mundo hay clientes maravillosos y clientes que se hacen odiar, habrá momentos en los que podrás darte el lujo (o tomar el riesgo) de mandar a volar a los segundos y momentos en los que no quedará de otra que trabajar con ellos… bienvenido al mundo del diseño y al mundo real.

29. Ceder a la presión social para construir tu vida laboral es la peor de las opciones, hay personas que nacieron para ser emprendedoras y tener su propio negocio y otras que se sienten realizadas trabajando para una empresa, con un jefe y un horario establecido, también hay quien trabaja en su casa con horarios loquísimos y es feliz freelanceando. Elige aquello que te parezca adecuado según tus aspiraciones y no según lo que los demás piensan que debes ser.

30. No dejes de compartir tus ideas por miedo a que te las vayan a plagiar, si fuiste capaz de producir esa idea, igual puedes producir 10 más, 40 o un millón, la persona que copie tu idea… no. (Igual es injusto y se siente de la fregada, toma las medidas jurídicas necesarias para que eso no suceda, como registrar tu marca y tu trabajo).

31. La gente que cree que lo sabe todo no puede aprender más.

31_blog

1. Hay que escoger muy bien las batallas que vale la pena pelear y para las demás tomarse unas pastillitas de valemadrina.

2. Todo pasa, no importa cuán grave sea, acabará por tomar su lugar en la historia.

3. La gente se va, incluso los que parecían (o eran) grandes amores… y está bien que así sea.

4. La familia no se hace con la sangre, sino con el corazón.

5. La gente creativa está para generar y crecer sus propios proyectos, no para ser empleada.

6. Compartir multiplica, no empobrece.

7. Hay que sumar: experiencias, amigos, aprendizajes, caminos…

8. Se necesita una fuerza interna tremenda para seguir los sueños y para ser constante en ellos.

9. No estoy sola, en los peores momentos siempre hay alguien dispuesto a echar la mano.

10. Decir NO es la respuesta más acertada para algunas propuestas.

11. Aceptar mis errores y pedir disculpas puede salvar relaciones fundamentales.

12. El dinero importa, MUCHO y afortunadamente no es lo único que importa.

13. FOCUS. Seleccionar lo esencial y hacer a un lado lo secundario hace la vida mucho más fácil.

14. Tengo harrrrtos errores y defectos.

15. Por lo tanto no soy quién para juzgar.

16. La humildad es una de las virtudes que más hay que cultivar.

17. Ser fiel a mí misma me ha dado las mejores recompensas.

18. Forzar es el método perfecto para arruinar cualquier cosa.

19. Mi (pinshi) carácter me ha traído grandes problemas, pero también me ha sacado de los peores hoyos, por eso ahora lo quiero y lo respeto.

20. Las mujeres con curvas somos más atractivas que los palillos que caminan por las pasarelas.

21. La vida es saaaaaaabia y termina por poner todo (y a todos) en su lugar, en el momento justo y de la manera correcta.

22. Aunque no me guste, los mayores aprendizajes los he sacado de los peores madrazos que me dio la gente que más amé en algún momento.

23. Es posible cambiar patrones y lograr ser alguien mejor, con harto esfuerzo, pero se puede aprender.

24. No importa cuánta saliva y esfuerzo gastes en tratar de hacer entender (o cambiar) a alguien, si no quiere no habrá poder humano que lo logre.

25. Guardar silencio, saber esperar, tener paciencia serían tres actitudes que me harían más fácil la vida… (eso debería ir en la lista de lo que todavía no aprendo)

26. Llega un momento en la vida en la que ya no le puedes echar la culpa a nadie por lo que eres o por lo que te pasa, te conviertes en el único responsable y eso es absolutamente liberador.

27. Lo que más me llena el corazón son: los brincos de Jocha y Rita de emoción; los besos y el amor de Lalo, su compañía y fuerza; los abrazos de los amigos y una buena carcajada por sus ocurrencias, los chiqueos y consejos de mi mamá y la posibilidad de crear y plasmar mis ideas, osea, cosas simples pero fundamentales.

28. Es realmente cierto eso de que el esfuerzo diario, constante y tenaz va dando fruto poco a poco para construir un proyecto de vida que vale la pena.

29. Sumar fuerzas con otros que saben lo que tú no sabes te hace invencible.

30. Aún me falta tanto por aprender…

Al intentar iniciar este reto de Not Book hice la lista de aquellas cosas que NO me gustan de México, fueron 15, porque 15 son los dibujos que tengo que hacer y la lista quedó como sigue:

1. Nuestro presidente
2. La excesiva admiración que le tenemos a EEUU y en general a los extranjeros
3. El malinchismo
4. Nuestra doble moral
5. Nuestra falta de memoria histórica
6. La obesidad
7. El pan y circo, las televisoras hacen lo que quieren con nosotros
8. Nuestros políticos corruptos
9. La sobreexplotación de los recursos naturales y el negocio internacional que el gobierno y los empresarios hacen con ello
10. Que nos quieran ver la cara todo el tiempo (Ayotzinapa y tantas otras tragedias impunes)
11. Los asesinatos de periodistas
12. Nuestra actitud de inferioridad ante otros
13. Los recortes presupuestales a educación y cultura
14. La alza constante a la gasolina y a TODO
15. La brecha de desigualdad: 20% lo tiene todo, 80% no tiene nada

Al momento de enfrentarme a la hoja en blanco me encontré con una extraña sensación: quería dibujar con todas mis ganas, pero de ninguna manera pensaba dedicarle ni un cuarto de página a Peña Nieto, que encabeza mi lista.
Hace tiempo que quiero realizar un sketchbook, dedicarle todo mi corazón y experimentar con él, pero también hace algunos añitos estuve clavada en la protesta, en internarme profundamente en la porquería de la sociedad, en entender cómo funcionaba el sistema político/económico/social, en que se me fuera el hígado en las injusticias constantes. Ahora estoy en una etapa distinta, buscando la concreción de sueños que desde mi formación y mis capacidades abonen a la lucha por un país mejor.
La indignación y la conciencia son actitudes MUY importantes y en el ideario de la Ibero, en la formación que se busca darles a los estudiantes, se pretende cultivar en ellos esta postura ante la sociedad; me parece fundamental y creo que Not Book encaja justo ahí.
También es cierto que la motivación y la inspiración son algo que no se debe forzar sino trabajar por ello y dejar fluir… así que haré lo que salga, lo que traigo dentro como sueño y como búsqueda, espero que les sirva.
Felicidades a las que se movieron para crear este proyecto y les deseo que el resultado sea el mejor.

Escribo esto como una manera de ordenar mis ideas y darle sentido a todo lo que he reflexionado estos días, lo comparto con el fin de encontrar a aquellos que resuenen con mis ideas (también a aquellos que no) y de recibir algunas luces en el camino.

El año empezó, porque así lo decidí yo, como una cruzada de convocatorias y búsqueda de becas, esa era la manera en que se me ocurría que podía lograr dos cosas: financiamiento y espacios más sólidos para exponer lo que hago.

En la lista estaban, hasta ahora: la Bienal Monterrey FEMSA, las becas para jóvenes creadores del FONCA, la Bienal del Rufino Tamayo y la convocatoria Prisma Rectangular de Estación Indianilla, en la cual aún pretendo participar, estos son los espacios que encontré a nivel nacional, de mas prestigio y supuestamente de mayor proyección… ¡oh decepción!

Como parte del proceso de creación decidí revisar las selecciones de los grandes escaparates del arte visual mexicano, para ver a qué me estaba enfrentando, el resultado fue el siguiente:

X Bienal Femsa Monterrey

Image

Image

Image

Los primeros dos son premios de adquisición y el último es la mención honorífica

En Zona Maco

Image

Image

Image

y para no quedarnos sólo en lo nacional, en Art Basel Miami:

Image

Image

Como dato cultural: el elefantito de Jeff Koons costaba 20 millones de dólares y la torre de rollos de papel de Martin Creed sólo 90 mil euros.

Gracias a un querido amigo me encontré con Avelina Lésper, una crítica de arte mexicana sin pelos en la lengua que puso en palabras todo lo que vengo pensando desde hace tiempo, para los interesados aquí está el link de su blog, si pueden léanse toooodos los artículos, no hay desperdicio.

Revisando su blog descubrí que la Bienal Rufino Tamayo ahora está dirigida por un Comité Curatorial, el cual decidirá qué artistas estarán invitados a participar, irán a sus talleres a analizar su obra y con ello obtendrán el apoyo del comité para participar, por supuesto también se reciben obras de todo público (qué caritativos). En resumen, ahora la convocatoria es totalmente inequitativa para aquellos que no formamos parte de la nata de “los elegidos” que, por supuesto, siempre son los mismos. Aquí el artículo.

Las conclusiones más importantes de esta breve investigación que he hecho en los últimos días son las siguientes:

  • La realidad de la mayor parte del arte visual mexicano que se presenta en los museos y galerías más importantes es que es carente de sentido, dogmático, elitista y especulativo. También el internacional.
  • Los performances, las instalaciones y el ready-made (resignificación de objetos cotidianos) siguen inundando estos espacios, pero son propuestas que tienen haciéndose más de un siglo, en general sólo son refritos del refrito. Como dice Jose Luis H.: Duchamp debe estarse retorciendo en su tumba con el gran daño que le hizo al arte.
  • El mercado del arte, igual que todos los demás mercados, produce artistas que generan bienes de consumo desechables, intrascendentes, que no dejan legado alguno (a veces ni un registro). Sin embargo estos productos pueden jugar a la especulación y acabar vendiéndose en millones de dólares. (¿Vieron la película de Banksy?, Exit through the gift shop, eso mismo).
  • La élite artística considera a la pintura, la escultura y la gráfica como arte pasado de moda, nada más falso, y por lo tanto los espacios para propuestas hechas en estas técnicas son cada vez más reducidos.
  • Esa misma élite es una nata cerrada, que se palmea las espaldas y se retroalimenta a sí misma, negando la posibilidad a gente con verdadero talento a acceder al apoyo financiero y a los sitios de exposición más reconocidos. Ni hablar de la centralización en la capital del país y en las grandes escuelas de arte que alberga, nadie niega la trayectoria histórica de La Esmeralda, pero ¿todos los nuevos artistas de calidad salen sólo de ahí?

Ante todo esto la gran pregunta que me queda es… ¿y ahora?

Creo tener algunas luces por ahí, no están ni cerca de convertirse en respuestas, pero pueden servir:

Hay talento mexicano que genera obra de calidad, de eso no hay duda, habrá que picar piedra para labrarle ambientes nuevos y de proyección.

Hace falta una ética del arte (la cual me parece que no sólo es aplicable a lo visual, sino también a la música, al teatro, al cine, etc.) que nos ayude a decantarnos de tanta basura que nos inunda, mis intuiciones van por aquí:

  • El arte que no trasciende no es arte, debe generar acervo, perdurar a través del tiempo.
  • El arte debe explicarse por sí mismo, no hacen falta cédulas, ni pendejear espectadores (ustedes disculparán el fránces).
  • El arte debe provocar emociones.
  • El arte debe hablar de su momento y de su contexto.
  • El arte requiere proceso, trabajo arduo, espacios de silencio y de tomar distancia de la obra, el arte requiere tiempo.
  • El arte se hace con talento, con compromiso, con dominio de la técnica, con humildad y seriedad.

Seguro está incompleta, ya la iré redondeando, se aceptan contribuciones.

¿Y yo? ¿qué pienso hacer ante todo esto? pues honestamente dan ganas de salir corriendo y dedicarse a otra cosa (volver al diseño, estudiar abogacía, administración de empresas…) pero como soy terca como una mula, pues le voy a seguir: me queda claro que debo regresar a la pintura, tomármela más en serio, experimentar, profundizar en los temas y los significados, pulir la técnica, echar a perder todo lo necesario, reflejar mi entorno y lo que me provoca. Para lo que sí no tengo ni p… idea es cómo ganar sitios de exposición, financiamiento, dónde y cómo vender, porque queda claro que esto no es mi hobby, pretendo vivir de esto, darle de comer a mis hijos de esto… porque señores, el arte no se hace por amor al arte si se cree realmente en él, si se te va la vida en ello.

Este clima loco

altar

Con todo el cariño, los buenos recuerdos y ese dolorcito sordo que no acaba de quitárseme del corazón, ojalá vengas a visitarnos hoy porque te extrañamos mucho!

Rita la salchichita, acompañante estrella

Rita la salchichita, aguuuuustooooo

Ella es toda una dama

ritach